Para nadie es un secreto que, con más de mil millones de usuarios activos, Instagram es la red social de los influencers.

Un considerable número de ellos lo usan más frecuentemente para promocionar servicios o productos y ganar dinero por cada publicación patrocinada, debido a la atracción, la interacción y el tráfico que generan por acción de sus seguidores.

El frenesí por querer ser popular ha propiciado el surgimiento de un mercado para comprar y vender seguidores que crece día tras día a pesar de los esfuerzos de la plataforma por erradicar este tipo de actividades.

A continuación, se mostrará una serie de razones que se han recopilado para mostrar por qué comprar seguidores en Instagram no es una buena práctica.

No hay interacción

En la mayoría de los casos, los seguidores que se compran ni siquiera son personas reales, son bots que, a pesar de generar interacciones básicas para las cuentas, no están brindando interacciones reales que puedan impulsar una marca o influencer.

Dependiendo del número de seguidores reales que tiene una cuenta, hay un promedio recomendado para las cifras de enganche:

Menos de 1,000 seguidores: un 8% de enganche.

De 1,000 a 10,000 seguidores: un 4%.

De 10,000 a 100,000 seguidores: alrededor de 2.4%.

De 100,000 a 1,000,000 seguidores: un 1.8% de participación.

Más de 1,000,000 seguidores: cerca de 1.7%.

Estos promedios, sin embargo, son mucho más bajos cuando los seguidores no son reales, sino comprados. Por ende, al final la compra de seguidores sólo sirve para engrosar la cifra.

Los seguidores recientemente adquiridos no se involucran con los contenidos de la cuenta y además reducen los valores de enganche, dado que no ofrecen suficientes “me gusta” o comentarios y si lo hacen, es claro que no han sido hechos por una persona real.

Instagram reconoce y elimina las cuentas falsas

En sus esfuerzos por mejorar la experiencia del usuario en la plataforma, Instagram se ha dado a la tarea de eliminar cuentas falsas, lo cual representa una pérdida de recursos para las marcas cuando deciden invertir en este tipo de perfiles.

Es una práctica deshonesta que viola los términos de uso de Instagram

Otra razón por la que no es aconsejable comprar seguidores en Instagram es que es una práctica que viola los términos de uso de la plataforma, así como sus normas comunitarias, tal y como se puede ver en el siguiente enlace:

https://help.instagram.com/581066165581870

https://help.instagram.com/477434105621119/?helpref=hc_fnav&bc[0]=Instagram%20Help&bc[1]=Privacy%20and%20Safety%20Center

En los términos de uso, Instagram lo deja muy claro: no hay acción que se pueda emprender para impedir que el servicio funcione como debe.

Las reglas comunitarias son aún más claras: existe una sección que menciona explícitamente la necesidad de alentar interacciones genuinas y relevantes como aparece en la siguiente cita:

“Con el fin de ayudarnos a erradicar el spam, no hagas crecer artificialmente tus “me gusta”, seguidores o veces que el contenido es compartido”

Por tanto, al comprar seguidores en Instagram se está incurriendo en una violación de los términos de uso y las reglas de la comunidad, por lo que la plataforma puede bloquear el contenido de la cuenta por estar involucrada en prácticas deshonestas.

La cuenta pierde credibilidad y la reputación del titular se ve afectada

Cuando los miembros de la comunidad que se está formando en torno a una cuenta o los usuarios de la plataforma sospechan que una cuenta tiene algo inusual, empezaran a preguntarse, no sólo por el uso de la red social, pero también si vale la pena hacer negocios con el titular o si este tipo de prácticas deshonestas también son habituales en otros aspectos de la vida de esa persona/empresa.

La gente lo nota, de verdad

Por mucho que se quiera pensar que la gente no sabe de redes sociales, la verdad es que cualquier usuario moderadamente activo en redes sociales es capaz de distinguir entre seguidores falsos y reales. Y no hay nada peor que causarles una mala impresión a clientes potenciales con algo tan obvio.

En lugar de intentar aumentar los números de la comunidad por cualquier medio, es recomendable enfocarse en cuidar los seguidores que ya se tienen y crear contenido que ellos quieran compartir con sus amigos. Así es como se obtiene seguidores verdaderos y, lo más importante, leales.

Los números no importan si el contenido no vale la pena

Es importante repetirlo las veces que sea necesario: el contenido es el arma más poderosa de cualquier instagramer. Para captar la atención de los seguidores, se necesitan publicaciones interesantes, divertidas, atractivas y útiles. No importa cuántos seguidores se tengan, si el contenido es famoso por su falta o ausencia de calidad, la interacción será mínima y la marca no progresará.

Conclusión

Para quienes crean que su perfil, junto con todos sus seguidores (REALES), con todas sus fotos, “me gusta” y comentarios vale apenas $15USD, puede tomar el camino fácil y gastar ese dinero en uno de esos paquetes de 1.500 seguidores y después sentarse a esperar a que lleguen los “me gusta” y los comentarios y su popularidad en Instagram despegue. Es más que seguro que eso no sucederá. De hecho, lo más probable es que, tarde o temprano, Instagram lo notará, perderá todos sus seguidores y al final quedará con 0 seguidores en su cuenta y $15USD menos en su bolsillo.

Los milagros no existen aun pagando por ellos. Es irrealista esperar que al pagar $15, $40 o $100 USD alguien se convertirá en un instagramer importante en sólo dos días y además tendrá 10.000 o 50.000 seguidores más esperando a que publique fotos para llenarlas de “me gusta” y comentarios.

En resumen, para quien realmente le interese ganar seguidores en Instagram para interactuar con la marca, dar “me gusta”, comentar las fotos o incluso publicar sus propias fotos con el hashtag de la marca, eso puede lograrse sólo con tiempo y esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *