Internet se ha convertido en un canal potente para cualquier organización, existen una gran variedad de canales disponibles con los que podrás posicionar tu compañía en un entorno online. Sin embargo, para alcanzar este objetivo es necesario contar con una estrategia digital potente.

Esto implica que se haga una adecuada planificación con acciones concretas, enfocadas principalmente al cumplimiento de metas establecidas.

Por eso, es indispensable que la estrategia online sea diseñada con calma e involucre a los actores principales de la organización.

En el siguiente post vamos a hablar sobre lo que constituye una estrategia digital y cómo puedes crear la tuya.

¿Qué es una estrategia digital?

Cuando hablamos de estrategia digital hacemos referencia al conjunto de acciones diseñadas en un entorno online,  encaminadas a cumplir unos objetivos que establecidos previamente.

Se trata de una planeación que va a determinar el éxito de tu presencia en Internet. Aplica tanto para grandes empresas, emprendedores, creadores de contenido y toda aquella persona que busque tener presencia relevante en Internet.

La estrategia digital es establecida para llegar a los clientes a través de los buscadores, redes sociales, sitio web, correo electrónico, entre otros canales.         

Es importante mencionar algunos puntos clave de una estrategia digital:

  • Es el punto inicial para toda la comunicación de la empresa.
  • Se establecen los objetivos generales de la comunicación.
  • Allí se identifican los canales más idóneos para que se pueda posicionar nuestra marca.
  • Es la guía con la cual podrás establecer el retorno que esperas recibir a tu inversión en el entorno digital.

¿Cómo crear una estrategia digital?

Para crear una estrategia de marketing digital efectiva es necesario seguir una serie de pasos que harán que tengas éxito. Veamos de cuáles se tratan:

1.      Análisis interno

Un punto bastante importante, teniendo en cuenta que es necesario que conozcamos la situación actual de nuestra empresa. Así podremos evaluar e identificar en qué estado se encuentra la compañía.

Así como qué tipo de acciones podríamos llevar a cabo para hacer una optimización de la presencia digital. Algunos puntos que deberíamos analizar serían los siguientes:

Sitio web:

¿Qué tan optimizando se encuentra? ¿Cuento con un mapa de calor? ¿Responde a las necesidades de tus consumidores? ¿Ofrece la información exacta para lograr la conversión que buscas? ¿Cuenta con un diseño web adaptable?

Landing page:

¿A qué página están llegando los clientes al cliquear un anuncio? ¿Tiene puntos de fuga? ¿Tengo instalados los pixeles de Facebook y Google? ¿En qué zonas de la página concentran su atención los visitantes?

SEO:

¿Con qué palabras te has posicionado en los buscadores? ¿Son esas palabras las adecuadas? ¿Qué nivel de competencia estoy teniendo? ¿Tengo una estrategia de backlinks? ¿Cuál es la posición actual en los buscadores? 

Blog:

¿Tenemos uno? ¿Qué tan actualizado se encuentra? ¿Responde a las necesidades de búsqueda de tus clientes? ¿Se encuentra alienado con un cronograma editorial?

Redes sociales:

¿En qué redes sociales tiene presencia la empresa? ¿Cada cuánto se publica contenido? ¿Qué tantas interaccionesse tienen? ¿Cuál es el mejor formato para publicar en las redes de la compañía?

Publicidad online:

¿Qué métricas arroja la publicidad que has realizado en redes sociales? ¿Qué nivel de éxito has obtenido?

Remarketing:

¿Estoy recopilando datos con los pixeles de Facebook y Google? ¿Estoy aprovechando esas bases de datos?

Embudo de conversión:

¿En qué etapa estoy perdiendo la venta?

Una vez analizados todos estos aspectos, se debe establecer un plan que permita mejorarlos, así tu público objetivo podrá tener información relevante en cada uno de ellos.

2.      Análisis externo

Es fundamental que antes de hacer la creación de una estrategia digital se haga el análisis de la competencia, con el fin de obtener un panorama claro de cómo se está moviendo el mercado.

Deberías hacer un análisis de los siguientes puntos:

  • ¿Competidores directos en el sector?
  • ¿Cuáles son las redes sociales donde tienen presencia?
  • ¿Cantidad de seguidores en cada una, qué tipo de contenidos publican, cada cuánto publican?
  • ¿Qué otros canales utilizan para atraer más tráfico?
  • ¿Qué cantidad de visitas promedio mensual reciben en su sitio web?
  • ¿Cuánto presupuesto invierten en publicidad digital?
  • ¿Cómo son sus anuncios?
  • ¿Cuántos años de experiencia tienen en el mercado?
  • ¿Qué diferenciación tiene tu empresa frente a ellos?

Debes tener en cuenta que tu público objetivo también está interesado en otro tipo de marcas. Puedes hacer un análisis de las comunicaciones que realizan estas empresas, para identificar puntos en común y así mejorar tus comunicaciones con elementos que les han servido a ellas para conectar con tus clientes potenciales.

3.      Definición de objetivos

Deberás definir los objetivos que buscas conseguir en un plazo de tiempo específico. La planificación para una estrategia digital es de 6 a 12 meses como máximo.

Estos son fundamentales para determinar el oriente de las acciones y estrategias que vamos a implementar. Algunos de los objetivos que se pueden fijar son los siguientes:

  • Reconocimiento: Suelen ser objetivos que le apuntan a construir o mejorar la imagen de la marca en Internet y que tenga mayor recordación en nuestros clientes. Es el punto de inicio para cualquier tipo de estrategia, pues tu público debe conocerte para poderte comprar.
  • Posicionamiento online: Como veíamos anteriormente, el contenido es fundamental para cualquier marca, si buscamos reconocimiento es fundamental que aparezcamos en las primeras posiciones de Google, así seremos un referente en el sector.  
  • Conversión: Cuando creamos una estrategia digital tenemos un fin en específico y es la conversión de usuarios interesados a clientes seguros, en pocas palabras: conseguir clientes nuevos.
  • Fidelización de clientes: Uno de los objetivos principales para cualquier marca, que consiste en mantener fieles a los clientes que han creído en la marca, no solo para que sigan consumiendo sino para que atraigan a otros consumidores potenciales.              

4.      Definición de presupuesto

Toda estrategia digital está condicionada por un presupuesto, que debes tener definido pues de allí se va a determinar el éxito de la campaña que vayas a lanzar.

Aunque Internet nos ofrece alternativas mucho más económicas en relación a la inversión que debemos hacer en publicidad tradicional, no deja de ser un punto clave que debemos considerar.

Todo esto es en función al tipo de acciones que vayas a realizar, ya sea que quieras invertir en un sitio web, blog, posicionamiento SEO, hacer pauta en redes sociales o buscadores, contratar redactores para la creación de artículos optimizados, hacer una campaña audiovisual para promocionar un servicio o producto, contratar influenciadores para que hablen de tu marca, entre otras tantas.

5.      Puntos de contacto

Es importante que identifiques los puntos en los cuales vas a establecer contacto con tus clientes potenciales. Para esto deberás conocer su perfil demográfico, gustos, intereses y costumbres. Al conocer esto, podrás decidir en qué plataformas poner tus contenidos y/o anuncios y qué palabras clave poner en ellos.

6.      Análisis y medición    

Una de las grandes ventajas de implementar una estrategia digital es que se pueden obtener resultados en tiempo real, con lo cual se podrán hacer análisis exactos y mediciones que nos ayudarán a comprender si la campaña tuvo el éxito esperado.

Este último paso nos ayuda a tener un panorama claro de qué acciones futuras debemos tomar y qué correcciones deberíamos realizar.

Por eso es fundamental que tengas la mayor rigurosidad en análisis y medición de todos los datos arrojados para que puedas tener claridad de las acciones que debes modificar y aquellas que podrías mantener y mejorar para tener los mejores resultados.

Conclusión

Una estrategia digital es la guía que cualquier empresa, emprendedor o creador de contenido debe diseñar para obtener los resultados esperados y hacer uso de las herramientas adecuadas para llegar a un público objetivo.  

Es indispensable que sigas cada uno de los pasos establecidos, que consisten en el análisis interno, análisis externo, que establezcas los objetivos que se buscan alcanzar, definas el presupuesto requerido y finalmente hagas el análisis y la medición de los resultados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *